Discos duros externos

¿Necesitas comprar un disco duro o una memoria externa para tu oficina? Sin duda la mejor elección para llevar tu negocio tan lejos como como quieras llegar, porque te ayuda a llevar tu información allá donde quieras. Son tu mejor aliado ya que podrás llevar archivos grandes y pequeños.

Ademas son imprescindibles para realizar copias de seguridad de tus datos e incluso para almacenar la contabilidad, fotografías de tus productos, dossieres o catálogos.

Mostrando los 4 resultados

Comprar un disco duro externo

Descubre aquí la mejor selección de dispositivos de almacenamiento externo, de las mejores marcas del mercado como Samsung, Toshiba, Adata, etc… y en distintos formatos y precios para que encuentres la solución que mejor se adapte a tus necesidades

Te contamos todos los trucos y consejos para comprar un disco duro externo.

Cuando se trata de comprar un disco duro para almacenar datos, los discos duros externos se han convertido en una opción cada vez más popular debido a su portabilidad y comodidad. Con una amplia gama de discos duros externos en el mercado, puede ser difícil navegar por las diferentes opciones y decidir qué tipo es el más adecuado para ti.

Esta guía te proporcionará una visión general de los distintos tipos de discos duros externos disponibles y qué debes tener en cuenta al comprar uno.

Tipos de discos duros externos

Los discos duros externos suelen dividirse en dos categorías: discos duros de sobremesa y discos duros portátiles. Los discos duros de sobremesa son más grandes y pesados que sus homólogos portátiles, y se suelen utilizar para necesidades de almacenamiento de datos más grandes.

Estos tipos de discos duros suelen venir con un adaptador de corriente y necesitan una fuente de alimentación externa para funcionar.

Los discos duros portátiles son más pequeños y ligeros, lo que los convierte en una opción ideal para quienes necesitan almacenar y transferir datos sobre la marcha. Los discos duros portátiles se alimentan del dispositivo o de una fuente de alimentación USB, según el modelo.

Discos duros portátiles

Los discos duros portátiles están diseñados para poder transportarse fácilmente, por lo que son ideales para su uso con portátiles u otros dispositivos móviles. Suelen ser más pequeños y ligeros que los discos duros de sobremesa, por lo que son más fáciles de llevar en una mochila o en la bolsa del portátil.

Discos duros de sobremesa

Los discos duros de sobremesa están diseñados para instalarse en un ordenador de sobremesa. Suelen ser más grandes y potentes que los discos duros portátiles, con mayor capacidad y velocidad.

Soluciones de copia de seguridad

Además de los discos duros, existen diversas soluciones de copia de seguridad que pueden utilizarse para almacenar datos. Entre ellas se incluyen soportes ópticos como CD, DVD o discos Blu-ray, así como dispositivos de almacenamiento flash como memorias USB o discos duros externos.

4. Almacenamiento en la nube
El almacenamiento en la nube es una alternativa cada vez más popular al almacenamiento tradicional en disco duro. Con el almacenamiento en la nube, los datos se suben a un servidor remoto y se puede acceder a ellos desde cualquier lugar con conexión a Internet. Existe una gran variedad de servicios de almacenamiento en la nube, con precios que van desde los gratuitos a los de pago.

Unidades de estado sólido

Las unidades de estado sólido (SSD) son un tipo de dispositivo de almacenamiento que utiliza chips de memoria flash en lugar de los tradicionales discos duros giratorios. Son más rápidos y fiables que los discos duros tradicionales, ya que no tienen piezas móviles susceptibles de sufrir daños por golpes o agua.

Tamaño y alimentación externa

Los discos duros externos pueden ser de 2,5 o 3,5 pulgadas. Esto es importante porque los modelos de 2,5 pulgadas obtienen su energía eléctrica directamente del dispositivo de conexión (por ejemplo, un portátil, una tableta, etc.), mientras que los modelos de 3,5 pulgadas necesitan conectarse a una fuente de alimentación adicional. Además, algunos discos duros portátiles también pueden anunciarse como «de bajo consumo», lo que significa que consumen menos energía que el disco duro medio y ayudan a ahorrar batería en el portátil u otros dispositivos.

Capacidad de almacenamiento

La capacidad de almacenamiento es un factor importante a tener en cuenta al elegir un disco duro externo. La cantidad de almacenamiento que necesitas depende en gran medida de tus necesidades individuales; si sólo vas a almacenar unos pocos archivos, una unidad con una capacidad menor (por ejemplo, 500 GB) puede resultarte suficientemente adecuada. Sin embargo, si piensas almacenar una gran cantidad de archivos, quizá debas optar por una unidad con mayor capacidad (por ejemplo, 1 TB o más). Además, algunos discos duros externos también pueden tener varias capacidades de almacenamiento.

Velocidad

La velocidad de tu disco duro es otro factor importante a tener en cuenta, ya que determina la rapidez con la que se puede acceder a los datos y transferirlos. Por lo general, los modelos de 3,5 pulgadas son más rápidos que los de 2,5 pulgadas. Además, algunos discos duros también pueden venir con velocidades de transferencia más rápidas, como USB 3.0 o USB-C. Estos tipos de discos duros son ideales para quienes necesitan transferir grandes cantidades de datos rápidamente.

Fuertes funciones de seguridad

Al comprar un disco duro externo, debes buscar uno con fuertes funciones de seguridad. Algunos discos duros pueden venir con protección por contraseña, encriptación y otras herramientas de seguridad para ayudar a salvaguardar tus datos. Además, algunos discos pueden incluir software para ayudarte a hacer copias de seguridad automáticas.

Compatibilidad

Antes de comprar, asegúrate de que el disco duro que elijas sea compatible con tus dispositivos. Por ejemplo, puede que algunos discos sólo sean compatibles con sistemas Mac o PC, mientras que otros pueden venir con ambos. Además, algunos discos duros externos también pueden ser compatibles con una amplia gama de dispositivos y sistemas, como teléfonos inteligentes o consolas de videojuegos.

Coste

Por último, ten en cuenta el coste del disco duro externo que buscas. Los precios de este tipo de discos pueden oscilar entre unos 50 $ y más de 200 $, dependiendo de las características, la velocidad y la capacidad de almacenamiento. Ten en cuenta que, en algunos casos, los precios más altos pueden ir acompañados de mayores prestaciones y medidas de seguridad.

Consejos para elegir un disco duro externo

Los prácticos discos duros externos son la tradicional unidad de disco duro interna (HDD) en un cómodo formato externo, para que puedas ampliar fácilmente tu capacidad de almacenamiento sin tocar el funcionamiento interno de tu ordenador.

Estas unidades de almacenamiento externo también le permiten crear rápidamente una solución de copia de seguridad de archivos o descargar lotes de archivos para su simple transferencia a otro ordenador.

Los discos duros en general son relativamente baratos y pueden darte mucho espacio de almacenamiento para tu dinero.

Que es la velocidad de un disco duro o memoria externa

Todos los discos duros implican piezas mecánicas móviles, y cuanto más rápido pueda girar un disco – medido en revoluciones por minuto (rpm) – más rápido podrá guardar y recuperar bits de datos. Estos discos generan ruido y calor mientras trabajan, y los discos más rápidos utilizan más energía.

Normalmente, las unidades de disco duro externas portátiles funcionan a 5400 rpm (el consumo reducido de energía ayuda a preservar la duración de la batería del ordenador central), mientras que las unidades de disco duro externas de sobremesa funcionan a 7200 rpm para ofrecer toda la velocidad posible.

Si trabajas frecuentemente con archivos grandes o varios archivos a la vez – por ejemplo, abriendo grandes álbumes de fotos de alta resolución, editando vídeos de alta definición o jugando a los últimos juegos de PC – una unidad de 7200 rpm mejorará los tiempos de respuesta de tu ordenador de forma notable.

Elegir un disco duro portátil o de sobremesa

Los discos duros externos de escritorio se construyen utilizando una unidad de 3,5″ y requieren tanto un cable de interfaz como un adaptador de CA separado conectado a una toma de corriente. Estas unidades son una buena opción para complementar un ordenador de sobremesa o para conectarlas a la base de un ordenador portátil, y normalmente le dan más capacidad por dólar que las versiones portátiles. Tenemos los cables de los discos duros y las opciones de adaptadores que necesita para ponerse en marcha.

Las unidades portátiles externas consisten en un disco duro de 2,5″ en una carcasa compacta y protectora que se embala fácilmente y viaja ligero.

Además, los menores requisitos de energía permiten que muchas unidades portátiles se alimenten por medio de un bus, lo que significa que toman la energía de la computadora anfitriona usando el mismo cable que la transferencia de datos. No tendrá que depender de una toma de corriente, y tendrá un cable menos para embalar y desenredar.

Conclusión

Los discos duros externos pueden ser una gran opción cuando se trata de almacenar datos y hacer copias de seguridad. Al comprar un disco duro externo, ten en cuenta el tamaño y la potencia externa, la capacidad de almacenamiento, la velocidad, las funciones de seguridad, la compatibilidad y el coste del disco para encontrar el más adecuado para ti. Asegúrate de investigar un poco y comparar precios para que puedas sacar el máximo partido a tu dinero y tener la tranquilidad de saber que todos tus datos importantes están respaldados y seguros.

Tanto los discos duros externos de escritorio como los portátiles están disponibles en una variedad de capacidades para satisfacer sus necesidades.

También puedes encontrar en nuestra tienda online de material de oficina:

Fotocopiadoras multifunción

Impresoras

Ordenadores portátiles

Esta web usa cookiesEste sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Mas informacion